Los vehículos son un conjunto de sistemas y subsistemas que se dividen en piezas que deben funcionar en armonía para que la totalidad funcione correctamente. Es decir, basta con que una de estas piezas falle en su trabajo para que el conjunto presente desperfectos que, en algunos casos, pueden ser lamentable. Es por ello que como empresa desarrolladora de Software de Mantenimiento le invitamos a conocer 6 tips muy importantes en cuanto a Mantenimiento en este artículo.

Muchos de los accidente son evitables con tan sólo establecer una rutina de control de las piezas fundamentales. En este corto artículo de mgcamiones.com, encontrará 6 tips para hacer que cada jornada en su camión, se inicie con un mínimo de seguridad. Le invitamos a seguir leyendo.

Todo conductor consciente sabe que independientemente del calendario de mantenimiento de su unidad, es un hábito saludable y responsable hacerle una revisión diaria, antes incluso de encender el camión. Esta revisión permite detectar desde lo más obvio, como un caucho espichado, hasta anormalidades que pudieran ser síntomas de fallas mayores. Así, al arrancar la jornada diaria, el conductor consciente se asegura que su camión está en óptimas condiciones para cualquier viaje, por su seguridad, su tranquilidad y productividad.

   Los expertos de nuestro taller de servicio recomiendan los siguientes 6 puntos para la revisión diaria de tu camión, insistiendo que debe hacerse ANTES de encenderlo:

  1. Vuelta de Reconocimiento. Para visualizar que no haya anomalías, como un caucho espichado, o botes de fluidos en el piso, incluso animales debajo del camión.
  2. Inclinar la cabina y medir el aceite. Tomando siempre cuidado de sostener la varilla de medición en la posición adecuada. Como muestra la foto, el nivel óptimo del aceite es el rango que indican los dos huequitos en la varilla.
  3. Verificar el nivel del refrigerante. El líquido debe estar entre los niveles mínimos y máximos que indica la foto. Bajo ninguna circunstancia puede estar por encima del máximo, ya que al ser presurizado, puede llegar a volar la tapa, causando daños que inevitablemente afectarán el motor.
  4. Verificar el fluido del Sistema Hidráulico. Su nivel ideal es en el indicador de máximo, pero cualquier nivel en el rango del mínimo y máximo, es aceptable.
  5. Bombona de Freno. (Sólo aplica para los camiones equipados con frenos de aire, o neumáticos) Halar la válvula de espiche para drenar el agua acumulada. Esto debe hacerse diariamente, de lo contrario afecta la capacidad de frenado, y daña la válvula de seguridad, la válvula reguladora y el manómetro.
  6. Revisar la correa del compresor de freno, para verificar que no esté rota, floja o ladeada, fuera de su canal.

   Las grandes empresas son grandes porque siempre buscan reducir costos aumentando su productividad. Ellos saben que una unidad detenida es dinero que se pierde, por esto planean el mantenimiento de todas sus unidades, evitando paradas imprevistas y mayores gastos al reparar los daños que un buen mantenimiento hubiera prevenido.